B-ADRIANA.png

¿Has trabajado alguna vez para que te echen?

Mientras Adriana empezaba a entender la diferencia entre trabajar todos los días por obligación, compromiso o responsabilidad, y la de hacerlo por pasión, convicción y propósito, comenzaba también a identificar qué tipo de líder es capaz de inspirar a sus equipos con la finalidad de llegar más lejos, y qué tipo de personas es la que propicia el cambio y se abandera de la evolución.

Ella empezó a observar cómo se presenta la mayoría de los problemas que las organizaciones enfrentan, solo porque sus líderes y equipos se paralizan por el miedo al cambio, o por la comodidad y la arrogancia que genera el haber alcanzado el éxito, sin percatarse de que todo alrededor se mueve con velocidad.

Los líderes que tienen como prioridad a las personas identifican talentos, los potencian y empoderan a crear y a elegir sus propios caminos de éxito, creando organizaciones más fuertes, sostenibles, innovadoras, veloces e inspiradoras. Ellos tienen la fortaleza de encontrar soluciones creativas en un mundo en constante cambio, mientras sus competidores van quedando en el recuerdo.

Un líder irreverente tiene un propósito: creará y transformará; será capaz de dejar huella y de influir en otros para un beneficio mayor para el bienestar de la sociedad.

B-FACE.png

¿Por qué escribí Líder irreverente?

Escribí este libro no para hablar de conceptos y verdades absolutas, no para convencer a aquellos que defienden el statu quo o se paralizan ante el miedo. Escribí este libro para exponer ideas con el fin de motivar e inspirar a aquellos que sienten la necesidad de desafiar ese statu quo, de crear nuevas definiciones de éxito para aquellos que saben que debe haber más de lo que hoy tienen, para los que necesitan un pequeño empujoncito para volar; para todos los que saben que necesitamos líderes que propicien la diversidad, que crean en algo y se aferren a sus propósitos para lograr un bien común, más allá de los resultados del presente.

Este libro existe porque creo en que las cuotas de felicidad y logros no están contadas; creo en que no hay límites si lo que se quiere es beneficioso para todos. Estas ideas están basadas en la confianza, en los talentos de las personas y empoderarlas a ponerlos en práctica para cultivar generaciones de líderes que no se conforman, que saben que cada una de sus acciones tiene repercusiones en otros como un efecto espiral, por lo que con consciencia crean y comparten, sin egoísmos porque sabe que la abundancia es infinita y aunque a veces con miedo, avanzan a paso firme convencidos de su propósito.

imagen_3d.jpg