• Adriana Arismendi

¡Estás cancelado!El poder que tenemos a través de las redes sociales para anular a alguien

Todo tiene su lado positivo y su lado oscuro. Las redes sociales han abierto puertas que nunca nos hubiéramos imaginado para cosas maravillosas y al mismo tiempo han dejado ver la vulnerabilidad que tenemos las personas y dejan expuestas las peores sombras de las personas.

Una de las realidades más aterradoras de este comportamiento es la DESTRUCCIÓN de la imagen y reputación, y esto puede deberse a acciones que lo impulsen o a manipulación de la información, mala interpretación o simplemente al juicio predeterminado que hacemos. Lo cierto, es que CANCELAMOS a una persona por sus acciones, pensamientos y hasta omisiones.

Si no nos gusta algo o estamos en desacuerdo: CANCELADO

Si alguien comete un error: CANCELADO

Si se viste mal, se cae, llora en público o se equivoca: CANCELADO

La cancelación implica no solo ignorar y dejar de seguir a alguien, ojalá llegara hasta ahí, implica arremeter con toda la ira y 0 compasión en su contra, lanzar criticas destructivas, insultos y hasta acusaciones graves, crear imágenes en burla, todo bajo la excusa que nos da la "libertad de expresión".

¿En qué momento se nos olvida que TODOS somos personas y al vivir cometemos errores y aun sin cometerlos podemos no gustarle a alguien más? ¿Por qué creemos que estamos en el circo romano y disfrutamos al destruir a otros? Qué cosa tan aberrante.

Todos tenemos nuestras opiniones y eso es legitimo, pero no nos da derecho a CANCELAR a otras personas bajo el manto protector de una pantalla de Facebook.

Incentivemos el respeto y la consciencia de que a quienes criticamos sin miramientos son tan humanos como nosotros.

Bajémosle al ánimo de ser mercenarios en nuestros comentarios en las redes, por unos jóvenes menos agresivos, por unos niños que merecen un mundo en paz, por que todos podamos tener el mismo nivel de libertad.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo