• Adriana Arismendi

Y llegó el momento… El último mes del año

Diciembre suele ser una época de celebración y alegría, pero en un año tan particular y lleno de calamidades parece un descanso mental pensar que acabará la saga y abriremos un nuevo capítulo. Es claro que nosotros no estamos en control de nada, que las circunstancias llegan y lo mejor que podemos hacer es afrontarlas con buena actitud, aprender y crecer en lugar de resistirnos, sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo.



En diciembre 2019 no podíamos imaginar todo lo que depararía este año y en absoluta inocencia planeamos lo que queríamos hacer, tanto desde el punto de vista personal como el laboral. Planes ambiciosos y llenos de retos aguardaron todo el año por ser implementados. Los más organizados aprovecharon el inicio del año para no perder oportunidad, pero pronto nos detuvimos y solo observamos pasar la vida, tal como si estuviésemos viendo una película de ficción.


Han sido muchas las enseñanzas, las reflexiones y los nuevos propósitos planteados a partir de esta situación, pero cuánto de eso en realidad se mantendrá vigente en nuestras mentes y en nuestras acciones. ¿Cuánto de ese aprendizaje llevaremos a los planes del 2021?


De acuerdo con un estudio reciente de Ipsos Centre of Curation:


- 47% de las personas no tienen pero les gustaría tener un emprendimiento

- 70% de las personas tiene una mascota que considera su mejor compañía

- 99% de las personas quisieran hacer sus compras presencialmente una vez culminen las restricciones de la pandemia.


¿Qué de esto es nuevo?

El mercado y las personas nos hemos visto envueltas en un proceso de cambio, eso no tiene discusión, cuánto cambiemos nuestros hábitos pareciera depender más de lo que suceda cada día que de costumbres adoptadas a través de las nuevas circunstancias. Lo que si es cierto es que encarar el mundo con las mismas herramientas y pensamientos que teníamos antes de marzo del 2020, es una desventaja para afrontar lo que sea que el futuro tenga preparado para nosotros. Por esa razón te dejo un listado de reflexiones que he recogido con colegas acerca de los aprendizajes profesionales de este 2020 y otro de lo que considero necesario adoptar como líderes y como líderes del marketing.


Aprendizajes:


· No tenemos control sobre nada.

· Las estrategias deben ser flexibles.

· Aprender a tomar decisiones con datos y coraje, a veces más coraje que datos.

· La originalidad es clave para sobresalir.

· Di lo que los demás necesitan, no lo que quieres decir.

· El trabajo en equipo es la mejor herramienta.

· Entregar, dar, ayudar. No pedir.

· Proyectar para tomar decisiones no para confiar en que nada cambiará.

· Liderar para apoyar a las personas, conocerlas, escucharlas.

· Paciencia, escucha con la mente y el corazón.

· Todo es posible, hasta lo que creemos imposible.

· Aún si nos resistimos a cambiar, cómo adoptar el teletrabajo, el cambio llega.

· La importancia de la comunicación.

· Buenas intenciones son necesarias, buenas acciones son indispensables.


Si realmente aprendemos, desde mi visión de Marketing el cambio y la transformación de los modelos de pensamiento nos lleva a un proceso más equitativo en el que podamos generar valor a los negocios al tiempo que aportamos a las personas, que contribuimos al desarrollo de las sociedades y somos parte de la evolución en la que todos podemos vivir mejor. Cada rol puede ser tan ético y constructivo como todo lo contrario. Depende de los principios, de los valores y de la visión de quien los aplique, por esa razón para mi los Marketers del 2021 deben contar con:


· Empatía y compasión hacía sus clientes y sus negocios.

· Visión amplía para incorporar nuevas tendencias y modelos, para ver más allá de sus propios intereses.

· Sentido social, consciencia y reflexión sobre su impacto en las personas.

· Agilidad, velocidad y dinamismo, para errar, aprender y volver a intentar.

· Liderazgo inspirador para movilizar equipos en pro de un bien más grande y potenciar nuevos líderes.

· Voz y pensamiento, conectados al corazón para expresar ideas, cuestionar y proponer siempre que sea necesario.

· Valores, ética y principios para ser fiel a lo correcto, en todo momento

· Más valentía que costumbre para atreverse a hacer cosas distintas y retarse a sí mismo.

· Generosidad para compartir conocimiento, aunque lo juzguen por ser experto.

· Conexión de necesidades, habilidades y herramientas para incorporar la digitalidad a sus procesos.

· Creatividad, innovación e inteligencia para producir entregables que cambien comportamientos.

· Pasión y riesgo para construir marcas reales, genuinas y actuales que dejen de ser íconos lejanos para convertirse en actores de la sociedad que aprenden y evolucionan, luchan y se comprometen.

· Honestidad y humildad, para escuchar a sus equipos, aprender de sus competidores y admitir sus oportunidades.

· Contexto no para estar a la moda, sino para saber qué necesitan las personas en este momento y cómo entregárselo.

· Compromiso y no conveniencia para no caer en el juego de las temáticas del momento sin convicción que comprometa luchas de largo aliento.

· Sentido de pertenencia para desarrollar marcas y negocios que se comprometan con la sociedad y el medio ambiente, más allá de sus negocios.

· Ingenio para ver oportunidades donde nadie más las ve.

· Pensamiento estratégico y analítico para fundamentarse en datos y actuar con un objetivo claro.

· Solidaridad y compañerismo para apoyar a colegas y construir en pro de sus clientes.

· Intuición sí, pero más números y realidades, escucha activa e insights de sus clientes.

· Investigación, testeo y desapego para enamorarse del problema no de la solución.

· Determinación para asegurar la ejecución de lo que parezca imposible.

· Consistencia, coherencia y persistencia porque los cambios no son sencillos y la evolución no es de un día para otro…


Seguramente hay muchos más, confío en que podrás completar la lista y más importante que eso, considerar estos comportamientos para empezar el 2021 con un ánimo renovado y un mindset evolucionado.


¡Buen plan de futuro!

0 comentarios